Posts Tagged ‘León Tolstoi’

Guerra y Paz

Autor: León Tolstoi

Editorial: Argos Vergara

Género: Histórico

Argumento:

Es 1805 y el Imperio Napoleónico comienza su avance hacia la Europa oriental engullendo a su paso los diversos pueblos centroeuropeos. Con intención de detener a la potencia francesa y al fruto de su revolución, Napoleón, se forman alianzas entre los países amenazados, entre los que figuran Austria con Francisco I y la Rusia del zar Alejandro I. No obstante, la desorganización y la rivalidad entre las distintas gentes que forman la coalición hacen imposible detener el avance de las tropas francesas, que llegan a alcanzar Moscú en 1812. En ese año decisivo y tras múltiples batallas, Napoleón es derrotado y huye junto con los restos de su agonizante ejército. En este contexto se desarrolla el recorrido humano de personajes de cuatro familias de la elite social que ven cómo cambian sus vidas frente a los hechos que deben afrontar, desde sus vivencias históricas a las amorosas pasando por las espirituales.

Crítica:

Este es un libro muy recomendable para aquellos a los que se fascinan con la historia, ya que es un relato muy fiel y detallado de la evolución de las campañas napoleónicas en el centro y este de Europa atravesando los hitos fundamentales (Austelitz, Friedland, Tilstit, Smolensk, Shevardinó,  Borodinó, etc), en algunos de los cuales intervienen algunos de los protagonistas en primera persona junto con personajes históricos.

En esta obra, Tolstoi trata de analizar la historia, que, según él la define, consiste en la observación de los actos humanos, lo que no se reduce sólo a contar los hitos bajo el mando de ciertos líderes o generales, sino a buscar las razones que unen la libertad de la gente y que los mueven para alcanzar metas, llegando incluso a matar a sus semejantes. Por ello, observa los hechos de forma amplia, situándose en un plano externo a los acontecimientos para describir objetivamente lo que ve, por lo que no atribuye el desarrollo de los sucesos históricos a una única causa, sino que siempre intervienen múltiples y diversas situaciones que los condicionan y provocan. Es aquí donde reside la grandeza de esta novela, ya que explicar de manera objetiva la historia no resulta nada sencillo debido a  que la ideología o nacionalidad del narrador suelen hacer que se implique de una forma u otra con los hechos e introduzcan en el relato su propia visión, ensalzando en exceso los éxitos de su gente o tratando de justificar los errores cometidos, con lo que acaba volviéndose subjetivo, rayando en ocasiones en la falsedad, con fin de engrandecer a su patria. Tolstoi también busca las leyes universales que rigen la historia, a la que contempla tanto desde lo científico como desde lo filosófico.

Principalmente es una novela histórica, pero también tiene un componente romántico a causa de los enredos amorosos entre los distintos personajes, así como existencialista y filosófico. Esto es algo que se ve en especial en la evolución de Pierre, personaje que comienza siendo un calavera, se casa presionado y guiado por una pasión que acaba mal, lo que le lleva a replantearse su vida, afiliándose a la masonería para dejarla más tarde por la hipocresía que observaba, hasta que finalmente descubre a Dios tras un periodo de cautiverio y logra casarse por amor verdadero. También existen otros protagonistas con un recorrido interesante, como Natasha Rostov y su hermano Nikolai, el príncipe Andrei Bolkonski o la princesa María.

Miguel Solana Ramírez

Read Full Post »

Ana Karenina

Autor: León Tolstoi

Editorial: Sin especificar

Género: Romántico / Social

Argumento:

El matrimonio entre Esteban y Dolly está al borde de la ruptura debido a la infidelidad del esposo, por lo Esteban pide ayuda a su hermana, Ana Karenina, que logra su reconciliación. Kitty, hermana de Dolly, está a la espera de casarse y tiene dos pretendientes: Levine y Wronsky. Aunque Kitty ve que sólo el amor de Levine es verdadero, su madre decide casarla con Wronsky, del que también estaba enamorada, así que rechaza a Levine. Antes de casarse, Kitty y Wronsky acuden a un baile en el que coinciden con Ana, de la que Wronsky queda enamorado, lo que le lleva a abandonar a Kitty. Ana estaba casada con Alexis y  tenían un hijo al que quería por encima de todo, pero le confiesa su aventura y les abandona con dolor por la pérdida de su hijo, aunque su amor acabará trágicamente. Más tarde, Kitty y Levine se reencuentran, perdonándose el pasado y confesándose su amor, lo que les lleva a casarse.

Crítica:

Esencialmente, esta novela es de género romántico con mucha tendencia hacia lo telenovelesco debido a los enredos amorosos que se van estableciendo, a los ataques de celos a veces infundados y en las resoluciones que se plantean a esos problemas. No obstante, también se reflexiona acerca del amor, planteándose uno basado en una pasión pasajera que conduce al desastre y otro puro, en el que se quiere a la otra persona por sí misma y que lleva a la felicidad, lo que exige la fidelidad de ambas partes.

También hay un componente social en la obra. Tolstoi nos hace ver la hipocresía que predomina en las elites sociales rusas de su tiempo, en la que las grandes personalidades ven únicamente altos cargos e influencias que poder aprovechar en su beneficio y no a las personas que hay detrás de los títulos, por lo que en los momentos en los que alguien atraviesa una crisis se dedican al “marujeo” y a aprovecharse de la situación. Por eso hay ciertos momentos en los que el libro puede volverse a veces aburrido, en especial en las reuniones de la alta sociedad que resultan insoportables por su falsedad.

También se presentan ciertos problemas filosóficos en relación con la sociedad que están muy ligados con la filosofía de Karl Marx, pues entre otros asuntos se discuten los conflictos entre los trabajadores y los grandes nobles, que viven a expensas del trabajo de los primeros sin apenas trabajar y ganando desorbitados salarios mientras que a los jornaleros sólo les alcanza para sus necesidades básicas, lo que representa la desligación entre el valor de uso y el valor de cambio que se produce en la sociedad capitalista.

Aunque no es el tema principal en la novela, hay momentos realmente interesantes y bellos de existencialismo. Se trata el problema y el misterio del perdón, en este caso de la mano de Alexis, el marido de Ana, que logra perdonarla su infidelidad alcanzando gran alegría en su alma pese al dolor que le produce la situación, fiel a la búsqueda del renacimiento espiritual tras un episodio de dolor, algo que también cultivan otros autores como Dostoyevski. Pero sobre todo es especialmente bonita la reflexión final de Levine, que tras asistir a la muerte de su hermano había caído en una crisis espiritual que el amor de Kitty había apaciguado. Por ello emprende la búsqueda del sentido de su existencia. Comienza por la ciencia, pero descubre que no le responde y, decidiéndose a vivir de acuerdo al bien y a Dios, llega a encontrarse con las respuestas que ofrece la religión, siendo entre todas ellas el cristianismo el que más le corresponde y sacia.

Miguel Solana Ramírez

Read Full Post »