Archive for the ‘CINE, SERIES Y TV’ Category

Sherlock Holmes: Juego de Sombras. ¿Fiel al original?

Hace poco vi la segunda película basada en los personajes del escritor Sir Arthur Conan Doyle: Sherlock Holmes, “Juegos de sombras”. Antes de nada     he de decir que es una buena película que te atrapa en su interminable intriga desde el primer momento hasta que finalmente se resuelve todo. Shrelock Holmes, encarnado por actor en auge Robert Downy Jr, pone en juego todas sus facultades deductivas junto a su astucia y sagacidad, edulcorado todo ello con ciertas extravagancias, para resolver un misterio pertrechado por Jared Harris, que da vida al profesor Moriarty, la gran mente pensante antagonista de Sherlock. Por supuesto, siempre estará acompañado de su inseparable amigo, el doctor John Watson, interpretado por Jude Law.

Pese a toda la acción, astucia y comicidad de la película, también debo decir que no tiene casi nada que ver con los libros originales del creador del personaje Sherlock Holmes. Es de esperar que el argumento no sea el mismo, pues las viejas historias han sido rodadas ya infinitas veces, pero el gran cambio es el que se obra en los protagonistas. En comparación con su carácter, físico y personalidad plasmados en las páginas de los libros, los de la película tienen muy pocas similitudes y no son fieles a ellos.

Es cierto que Sherlock Holmes tiene una capacidad de observación y deducción fuera de lo normal que le lleva a reconstruir los hechos a partir de unos pocos y casi  imperceptibles indicios, al igual que en ocasiones presume un poco a la hora de resolver los misterios y se regodea un poco en sus habilidades. No obstante, el Sherlock de la película ha llevado esto último al extremo hasta el punto de que su presunción exacerbada pasa a ser su característica más destacada, aprovechando para introducirle cierta comicidad que alegra la historia, aunque igualmente es impropia del original.

En el caso de Watson, la gran diferencia que se observa en el salto de las letras a la pantalla es, sin lugar a  dudas, su físico. En las historias de Arthur Conan Doyle, el doctor Watson es un hombre que ya ha dejado atrás su época de juventud y no resulta muy atlético debido a las heridas recibidas en la guerra ni tampoco cuenta con grandes habilidades detectivescas, mientras que en la película aparece como un joven que casi se equipara a Sherlock en sus habilidades.

Según estos datos, lo que quiero mostrar es que, independientemente de la fidelidad con los personajes originales, pues como ya hemos visto poca hay, la película resulta muy interesante y entretenida para pasar un buen rato. Sin embargo, no creáis que por ver el celuloide ya conocéis a Sherlock Holmes y compañía. Si realmente tenéis interés os animo a leer alguna de sus historias, que igualmente atrapan al lector con sus misterios y enigmas por resolver.

Miguel Solana Ramírez

Anuncios

Read Full Post »

El pasado sábado, día 7 de abril, parte de los escritores de La Gaceta Cultural se reunieron a través de un medio de comunicación digital para opinar fundamentalmente de series que ven.

Esta conversación fue grabada y aquí os la dejamos para que podáis disfrutarla y opinar sobre cómo os ha parecido. Dado que es nuestro primer podcast no os cebéis mucho ya que los siguientes serán mucho mejores. Si queréis podéis darnos temas sobre los que hablar en siguientes podcasts o en próximas entradas escribiendo al correo electrónico amamoslacultura@gmail.com o poniéndoos en contacto con nosotros en nuestras respectivas cuentas de Twitter.

Esperamos vuestros comentarios y, tranquilos, que habrá más.

Programación: 1º. Los Juegos Del Hambre
                         2º. The Walking Dead: final de la segunda temporada
                         3º. Mad Men: comienzo de la quinta temporada
                         4º. True Blood
                         5º. American Horror Story
                         6º. DEBATE: ¿Series en VOSE o en español?
                         7º. La huelga general: ¿qué nos ha parecido?

http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_1153791_1.html

Read Full Post »

Hemos visto Las Vegas tanto en el cine como en la televisión innumerables veces, desde la ciudad en la que pasar una noche de despedida de soltero y levantarte al día siguiente con tal resaca que no te acuerdas de nada, hasta introducirnos en el personal de un importante hotel-casino y ver cómo se las arreglan para atrapar a los “listos” que intentan robarles. Pero jamás una película en una ciudad tan trillada como la Ciudad del Pecado me había mantenido tan pegada al asiento como ésta: Ocean’s Eleven.
La película comienza con Daniel “Danny” Ocean (George Clooney) en la cárcel donde, después de unos añitos en ella, tiene la oportunidad de que le den la condicional. Al mentir lo más descarada pero convincentemente posible, el protagonista sale de prisión y se va moviendo entre sus antiguos círculos ya que piensa dar un gran golpe: robar tres casinos al mismo tiempo. Pero esto tiene sus matices: en realidad, se va a robar la cámara acorazada del prestigioso casino Bellagioen la cual también se encuentra el dinero recaudado en los casinos The Miragey MGM Grand, todos situados en el Strip, la avenida de los casinos.
El señor Ocean va a contar con su socio y amigo Rusty (Brad Pitt) el cual se encuentra enseñando a los actores de poca monta a jugar a las cartas; Frank Catton (el desaparecido Bernie Mac), un viejo amigo de Ocean que se hace pasar por crupier en un casino de Atlantic City; y Linus (Matt Damon), entre otros, un joven con mucho talento para el hurto el cual es el undécimo miembro del grupo de Ocean – de ahí el nombre de la película. El gran enemigo aquí será Terry Benedict (Andy García), propietario de los tres casinos a robar y novio actual de la ex-mujer de Danny, Tess (Julia Roberts).
Como se puede observar, el elenco es magnífico, con actores de gran envergadura y reconocidos mundialmente. Es un deleite ver la química que hay entre Clooney y Pitt en esta película; se nota en el ambiente que son amigos, que se llevan a las mil maravillas, y eso permite que el espectador sea cómplice de las conversaciones entre ambos. Además, el espectador se introducirá por completo en la banda, se sorprenderá con los métodos que utilizarán e incluso tomará cariño a cada uno de los miembros.
En definitiva, es una película divertida, con grandes momentos y frases que jamás se te olvidarán; con un gran nivel tanto en el elenco como en el guión – a ver quién es el listo que se le ocurre semejante robo –; con acción y suspense entremezclado con un poco amor – de esto último que nunca falte –; y con unas vistas de Las Vegas que te darán ganas de darte una escapada.
Irene.

Read Full Post »

A estas alturas del partido en el que estamos es bastante difícil que una serie te enganche de verdad, sobre todo por la gran variedad que existe en cuanto al género. Sin embargo, que tomes cariño a una serie es incluso más complicado rozando a veces lo imposible. Yo soy una de las que le tomó un cariño increíble a una serie llamada Las Vegas.

Las Vegas era una serie de la cadena NBC ambientada en un casino de la Ciudad del Pecado llamado El Montecito. Nos situaba en un grupo de personas que tienen lazos entre sí y veíamos cómo era su día a día en el casino y los dimes y diretes que se daban entre ellos. Tiene un total de 5 temporadas con una media de 22 capítulos excepto la penúltima con 17 y la última con 19 capítulos.
El narrador se podría decir que era Danny McCoy, interpretado por Josh Duhamel (conocido por películas como Transformers o La Noche De Fin De Año). Se trataba de un chico nacido en Las Vegas que entraba en el departamento de Seguridad y Vigilancia del casino. Al principio, Danny mete bastante la pata al acostarse con la hija de su jefe y éste le putea hasta que se hace valer por sus méritos en el trabajo.
 Delinda Deline (interpretada por Molly Sims), era la hija del jefe; una chica que no llegaba a la treintena y que trabajaba en El Montecito llevando el restaurante principal del casino – el Mystique – y  el entretenimiento. A primera vista, no era muy lista que digamos pero destacaba por ser guapa, carismática y una “niña de papá” en toda regla.
Por otra parte, Danny trabajaba con su amiga de la infancia, Mary Connell (interpretada por Nikki Cox), también de Las Vegas. Esradirectora de eventos especiales aunque después fue ascendida. Estaba perdidamente enamorada de Danny aunque su relación solía ser un ir y venir. Mary esconde un gran secreto con respecto a un miembro de su familia que quedará clarificado a lo largo de las temporadas que tiene la serie.
Danny hace amigos en su puesto de trabajo como Mike Cannon (interpretado por James Leisure), un joven brillante y estudiante de la MIT que trabaja como aparcacoches, aunque después ascenderá gracias a un caso en el que colabora; y Samantha “Sam” Márquez (interpretada por Vanessa Marcil), una mujer bastante atractiva y con carácter que trabajaba como anfitriona de casino, un trabajo que consistía en encargarse de que los clientes VIP se encuentren a gusto y tengan todas las comodidades que deseen.
Y el jefe y unión entre todos era Ed Deline, interpretado por un actor al que adoro llamado James Caan y conocido por haber interpretado en la primera película de la trilogía El Padrino a Michael Corleone. Ed Deline era un ex agente de la CIA que realizaba el trabajo de gerente del Montecito – o como lo llaman en la serie “presidente de operaciones” – que controlaba la seguridad del casino. Es un personaje que me fascina por todo en general: su comportamiento, los métodos que tiene para interrogar a los sospechosos, su evolución a lo largo de toda la serie, la relación con sus compañeros de trabajo…
No puedo negar que esta serie fue el germen de que me hiciera seriéfila, término que hace referencia a las personas que les gustan las series. Jamás me he encariñado tanto con unos personajes, con sus tramas, y sobre todo, jamás me he visto tantas veces un mismo capítulo y no lo he dejado de disfrutar. Es una gran desconocida pero también es una gran serie que debe ser vista.
Irene.

Read Full Post »

Hablemos de The Walking Dead. Surgió en EE. UU. con un alto nivel de audiencia, así como ha supuesto en España. Para quien no lo sepa, The Walking Dead (en adelante TWD) es una serie que está basada en una visión del mundo post-apocalipsis zombie.

Su protagonista, Rick, despierta en un hospital después de que haya ocurrido el accidente, y viendo que todo está como una ruina, trata de encontrar a su familia para protegerla, cuidarla y llevarla a un lugar seguro.

En su camino, se encuentra a varios zombies o, como los llaman ellos, ‘caminantes’, que necesitan comer carne viva a toda costa.

Sin embargo, la serie está en decadencia. En un principio estaba bien, pues era entretenida, de suspense y tenía cierto gore gracioso. Pero, llegado a un punto, como ya el tema está consumido (los zombies no dan mucho juego) los guionistas empiezan a meter cuestiones humanas. Ahí es donde han fallado.

Tras la primera temporada, la sensación que deja al tele-espectador es que la vida no tiene sentido. Luego lo empeoran, pues empiezan a deshumanizar a las pocas personas que quedan, llegando incluso a un punto en el que el hijo del protagonista llega a decir “yo también lo habría matado”, hijo que tendrá como unos 10-11 años.

Pues bien, no contentos con esta deshumanización de los personajes, en esta segunda parte de la segunda temporada que han empezado a proyectar ahora han conseguido desde el primer capítulo deshumanizar a los únicos que tenían algo de humanidad: a Rick y al granjero (aparece en la segunda temporada). Llegados a este punto, la serie ya no tiene sentido, pues ¿qué van a hacer con una madre que sólo piensa en abandonar el mundo, una mujer destrozada por la pérdida de su familia, un hombre capaz de matar a otras personas, otro hombre que ha perdido la esperanza, una mujer que no tiene personalidad, un amor imposible, un niño sin sentido de la realidad, y dos hombres deshumanizados?

Ya nada se puede hacer para salvar el prestigio. Enhorabuena, TWD, has conseguido destrozar lo poco que te quedaba de interesante.

Juan, El Artista Ruso.

Read Full Post »

Older Posts »