Archive for 7 febrero 2013

La paradoja cruel de la vida

vida_muerte_pensamiento_libroMaravillosa y portentosa obra de arquitectura biológica es el cuerpo humano, aún más para aquellos que nos apasionamos por su estudio, por conocer hasta el último y más mínimo entresijo del gran todo organizado en el que cada órgano cumple su función, en el que cada célula contribuye a su acción, en el que cada molécula da cohesión a la construcción con cada átomo en el preciso lugar. Y, sin embargo, ante esta realidad a nosotros, también con especial fuerza, nos aterramos ante lo increíblemente frágil y delicado que es este equilibrio, en el que una sola célula que intenta adquirir importancia sobre las demás desembarazándose y vulnerando a su albedrío las leyes que rigen al resto puede acabar con esta belleza armónica, con el milagro de la vida y, en nuestro caso, con la luz que arroja una persona sobre los demás. Una sola, maldita, miserable y desobediente célula nos priva con su egoísmo de alguien a quien queremos arrastrando a todo el todo con ella al abismo de lo desconocido. Esta es la doble mirada sobre la vida: la luz y la oscuridad, el esplendor y el estertor, en definitiva, el oscuro revés de la vida, la muerte, el último umbral hacia lo desconocido e inabarcable que todo lo vivo está abocado a atravesar independientemente de su desarrollo en la escala evolutiva o de su presencia o no de conciencia y alma.

Resulta una ironía cruel, una burla macabra para aquellos que estudiamos cómo dar este tipo de noticias. Te crees que es algo que has superado, que ya estás por encima de ello porque sabes cómo actuar, que estás inmunizado contra esta clase de dolor. Pero ahora sólo cuentas con páginas llenas de apuntes, mera teoría que no te quita la cruz de tus hombros. Los que estudiamos una profesión sanitaria lo hacemos en parte porque nos gusta el estudio del ser humano en todos sus aspectos, no sólo el biológico, pero también para intentar acabar, o al menos paliar, los diferentes tipos de dolor que, insisto, no sólo están limitados a la dimensión física, al contrario de lo que concibe el predominante modelo biomédico (es una lástima el haber llegado a eso, a no ver más que cuerpos o síntomas que tratar y dejar de lado a la persona que siempre está detrás y que sufre). Intentamos hacer frente al dolor y retrasar el, por otra parte, inevitable fin, pero por más que estudiemos y por más avances que la investigación nos brinda, jamás podremos acabar con la eterna paradoja de la vida. En nuestras manos sólo está hacer todo lo posible por retrasarlo, pero no se puede eliminar.

Al desaparecer la luz única que una persona arroja sobre el mundo, todos los esfuerzos se vuelven impotentes si la hora ha llegado definitivamente y nos coloca ante el abismo de la existencia, cuyo último sentido parece que se nos escapa y que no se puede alcanzar por la carencia de conocimiento, aunque tal vez debería hablarse de certeza, sea en lo que sea, pues lo verdaderamente torturador es la duda, la inconsistencia. Lo que daría por tener una certeza sólida que me la ahorrara junto con su dolor…

Miguel Solana Ramírez

Read Full Post »

Sinuhé el egipcio

 

sinuhéAutor: Mika Waltari

Editorial: Plaza & Janes, S.A. (1971)

Género: Histórico

Argumento:

Cuando Sinuhé era un recién nacido fue conducido hasta Tebas por el Nilo desde un lugar que más tarde conocería hasta la familia que finalmente le acogió y crió. Su padre, Semmut, era un médico dedicado al cuidado de los pobres y, gracias a que supo transmitirle su amor por la Medicina y a que disponía de contactos en las altas esferas, logró que su hijo estudiara su misma carrera. Tras comenzar a ejercer, se enamora locamente de Nefernefernefer, una mujer cruel que le despoja de todas las riquezas a él y a su familia, lo que supuso la muerte prematura de sus padres. Él, arrasado por la culpabilidad y la vergüenza, huye de Egipto junto a su fiel esclavo Kapta, comenzando un largo viaje a través de varios países durante el cuál se familiarizó con su cultura y Medicina. En Babilonia, y tras verse involucrados en la jornada del falso rey, ambos se ven obligados a huir junto con Minea, una cretense secuestrada. Sinuhé le prometió devolverla a Creta y durante el viaje experimentó por primera vez el amor verdadero, aunque finalizó bruscamente, lo que le lleva a regresar a Egipto.Allí juega un papel activo en el reinado de Akenatón y en la guerra junto a su amigo el general Horemheb, lo que le valió la pérdida de muchos amigos y de Minea, la nueva mujer que había encontrado. Al final de su vida, el tormento de las malas acciones que se vio obligado a realizar y de las personas a las que había perdido, así como el desencanto por la humanidad, le valió que el faraón Horemheb le condenara al destierro.

 

Crítica:

Esta novela es muy recomendable en primer lugar a todos los que buscan un buen libro para leer y disfrutar, pues tanto la historia como la prosa te atrapan en seguida, pero también a aquellos a los que les guste la Historia. El argumento se haya inmerso en un contexto muy bien documentado que nos permite integrarnos en la época en la que transcurre conociendo las costumbres y la forma de ser de las personas en aquel tiempo y lugar, así como los principales hechos históricos que marcaron a Egipto y los países circundantes bajo el reinado de los faraones Amenhotep III, en especial Akenaton, que, guiado por la revolucionaria idea de lograr la igualdad y la fraternidad entre todas las personas, impulsó una reforma en la religión egipcia ensalzando a su nuevo dios, Atón, lo que trajo consigo la ruina y la guerra a Egipto a pesar de que no lo deseara así, y también Tutankamon, Ay y Horemheb. Del mismo modo se muestran las prácticas y saberes de la Medicina de la época de la mano de Sinuhé, que, a través de sus viajes y ganas de saber, se va instruyendo.

La historia está narrada en primera persona y protagonista nos va relatando las distintas aventuras y experiencias que va atravesando a lo largo de su vida extrayendo sus conclusiones a partir de ellas: la venganza, dolorosa y frustrante antes, dulce y placentera durante, y amarga y desgarradora después de llevarla a término, la pasión y el funesto destino al que conduce al cegado por ella, pero también el amor verdadero fundamentado en el respeto, la fidelidad y la consideración del bien e interés del otro, el no lamentarse de aquello que podría haber sido, dejarlo de lado y centrarse en lo que se tiene ahora, vivir el presente conviviendo con el pasado, etc.

No obstante, existe un profundo drama, por no decir tragedia, detrás de los renglones de su existencia, un cruel denominador común siempre acechante y que durante los pocos momentos en los que alcanza la felicidad espera el momento en el que atacará derrumbando todo su mundo y convirtiéndolo en poco más que un recuerdo para él, una ilusión fugaz en la que su vida estaba colmada: la soledad intrínseca a su existencia.

                                                                                                             Miguel Solana Ramírez

Read Full Post »